Blog

Por qué estás enseñando inteligencia emocional de forma incorrecta

¿Se puede realmente enseñar inteligencia emocional? Sí

inteligencia-emocional-600X300

La inteligencia emocional es un término del cual se ha hablado muchísimo. De hecho, no es posible que existan empresarios o directivos de organizaciones que no reconozcan la trascendental importancia que tienen las emociones en los resultados organizacionales. Sin embargo, hay un cuello de botella. ¿Se puede realmente enseñar a alguien a ser emocionalmente inteligente?

Reuven Bar-On, psicólogo estadounidense define la inteligencia emocional como “un conjunto de habilidades personales, emocionales y sociales y de destrezas  que influyen en nuestra habilidad para adaptarse y enfrentar las demandas y presiones del medio”. Ser capaz de reconocer las emociones y manejarlas adecuadamente supondrían toma de decisiones pertinentes y un clima laboral propicio para el trabajo y los logros.

Por esta razón, muchas empresas han invertido altas sumas de dinero en cursos de “Inteligencia Emocional”,”Manejo del estrés” o “Relaciones Humanas”; todos los intentos han resultado en cambios efímeros.  ¿Por qué?

Falta de diagnóstico

Como en una enfermedad, no es posible saber la cura si no se hace un diagnóstico. Antes de decidir impartir una capacitación de inteligencia emocional se pueden utilizar varias técnicas como entrevistas, grupos focales, cuestionarios o test para tener una idea de lo que pasa en tu empresa.

Educación tradicional

Todavía seguimos pensando como en el colegio. El profesor se para al frente de los alumnos y les explica cómo funciona la inteligencia emocional. El problema es que no puedes enseñar algo (más aún manejo de emociones) desde un lado teórico, sino emocional y práctico. Si no hay emoción no hay aprendizaje.

Un ejemplo de cómo enseñar evocando las emociones es una terapia para adolescentes problemáticos en Estados Unidos. En esta práctica, los adolescentes visitan las cárceles y palpitan la triste realidad de los reos, creando un aprendizaje emocional—y no solo teórico—durante su proceso de aprendizaje.

Falta de seguimiento

La Inteligencia emocional es una habilidad y necesita práctica. Para esto, los departamentos de Recursos Humanos deben realizar políticas innovadoras que fortalezcan la ejecución de sus iniciativas. Por ejemplo, Open English  tiene a su director de felicidad. En Google, se le permite a la gente su libre expresión y tiene espacios para aplacar las urgencias y estrés de trabajo. A continuación, enumero algunas de las políticas que se podrían implementar:

  1. Políticas de Comunicación clara y respetuosa: Las empresas pueden invertir en facilitadores que capaciten a su personal en prácticas efectivas de comunicación. Por ejemplo, en las reuniones laborales los integrantes pueden hablar desde sí mismos, es decir empezar por yo me siento…. o yo pienso que… sin atacar a las personas sino los hechos. Enjuiciamientos, suposiciones y acusaciones, dañan el ánimo y el orgullo de los colaboradores, generan chismes y deben ser controlados por la organización.

  2. Políticas de Calidad de vida: Algunas políticas enfocadas a mejorar la calidad de vida del trabajador son: Equilibrio vida-trabajo: Importante para generar mayor productividad y estabilidad a los trabajadores. Pausas Activas: Breves pausas en la jornada laboral para hacer ejercicios físicos simples. Ejercicio: clases de baile, pilates, pesas, etc hace que las personas boten las tensiones y saquen su máximo potencial ya en el trabajo. Riesgos Psicosociales: Trabajar a fondo en ello implicaría un cambio actitudinal en toda la cultura organizacional.

  3. Feedback: Dar retroalimentación desde la empatía implica un cambio positivo y una cultura de aprendizaje continuo. Es importante que enseñes a dar y recibir feedback usando estrategia como la técnica del "sanduche". En esta técnica se empieza mencionando un logro de la persona, luego se comunica la oportunidad de mejora y finalmente expresas un comentario positivo. Cuando los líderes no saben dar feedback pueden cometer errores graves.

¿Qué sucede cuando los líderes carecen inteligencia emocional?

Hay un dicho de Tom Peters que dice: “Las personas no se van de las empresas, se van de sus jefes”. Se puede ser muy eficiente e inteligente, pero sin inteligencia emocional es casi imposible manejar equipos de trabajo. Los costos de rotación finalmente superarían cualquier resultado que se obtenga.

Goleman, periodista que investigó y popularizó el término de “inteligencia emocional”, enumera cinco competencias emocionales que son: consciencia de uno mismo, autorregulación, motivación, empatía, habilidades sociales.

Trabajar profundamente en líderes con competencias emocionales como la empatía o autorregulación es indispensable. Para enseñar esto, la educación integral es la base para lograr el respeto, tolerancia y relaciones interpersonales de calidad. La gran ventaja a esto es que las empresas si lo pueden hacer. Para desarrollar el coeficiente emocional hay varias técnicas y métodos como: La Gestalt, Psicología Cognitiva-conductual, PNL, Coaching, Aikido, Meditación, entre otras. Una programa de desarrollo de liderazgo que tome en cuenta estos aspectos puede ser la solución de muchos problemas en la organización.

Sí le puedes enseñar inteligencia emocional a los líderes de tu empresa, pero para hacerlo bien debes crear un sistema educativo que combine varios elementos del manejo de emociones, hacer un diagnóstico de tu personal, y fortalecer tu estrategia con políticas coherentes en tu cultura organizacional que permita construir jefaturas emocionalmente inteligentes. Una charla o dos no harán el trabajo por ti.

¿Has implementado programas de desarrollo de inteligencia emocional en tu empresa? ¿Cómo te ha ido? Cuéntanos en los comentarios

evaluaciones de lideres

 También te puede interesar:

Tags: Recursos Humanos, gestión empresarial, liderazgo

Pablo Herrera

Acerca de Pablo Herrera

Pablo es Psicólogo Organizacional con formación clínica y más de 8 años de experiencia en Talento Humano. Investiga y desarrolla nuevos test y encuestas relativas al Talento Humano en Evaluar.com. Es facilitador y teórico en temas relativos a Desarrollo Personal.