Blog

[Infografía] ¿Cómo implementar el coaching en tu compañía?

coaching-empresarial

En la actualidad, el mercado cada vez es más competitivo y globalizado; por consiguiente, las organizaciones apuestan por nuevas herramientas que permitan dirigir el negocio y aprovechar al máximo sus recursos, uno de estos: el talento humano, que a través de una disciplina denominada «coaching empresarial» permite que el individuo pueda potencializar sus competencias y de esta manera alcance el máximo rendimiento.

Dicho de este modo, el Coaching se lo entiende como una práctica gerencial de vanguardia, cuyo origen se encuentra dado desde las primeras técnicas empleadas por el filósofo griego Sócrates en el siglo V a.c, señalado como el primer coach de la historia, creando así el método socrático.

La versión moderna de este término llega del mundo del deporte y particularmente de Timothy Gallway que propuso un nuevo método para jugar  tennis. Hoy en día, estos dos orígenes principales se han venido aplicando al mundo empresarial tomando un mayor auge.

En consecuencia, el Coaching es un proceso de cambio que a través de sesiones pautadas a modo de conversación, el especialista en esta rama denominado «coach» será quien acompañe durante el proceso por medio de preguntas claves a la persona que está siendo guiada definiéndola como «coachee» y de esta manera será el propio individuo quien encuentre las respuestas a sus limitantes, miedos, barreras, etc.

Se puede además concluir que el Coaching no es mentoring, el Coaching no es consultoría, es un proceso de cambio que contribuye y facilita para que una persona o grupo de personas pueda alcanzar sus objetivos, mitigando la incertidumbre y desarrollando sus competencias.

En consecuencia, el Coaching es una herramienta distinta al resto, de acuerdo a los resultados tan beneficiosos que este proceso brinda a las organizaciones, cada vez más, desde Recursos Humanos, se incluye como parte de la planificación del factor humano.

Tal y como lo menciona Goethe citado en (Anzorena, 2015) “Lo mejor que puedes hacer por los demás no es enseñarles tus riquezas sino hacerles ver las suyas propias”.

¿Te interesa implementar este mecanismo en tu compañía? Estos son los 3 pasos que deberías seguir:

coaching-infografia

evaluaciones de desempeno

Tambien te puede interesar:

Tags: productividad

Pamela Velarde

Acerca de Pamela Velarde

Comunicadora organizacional de la Universidad de las Américas. Especialista de Gestión de Talento y RRHH de la Universidad Autónoma de Barcelona