Blog

Las ventajas de implementar una política de Home Office

teletrabajo_ok

Hace unos años se hablaba de Teletrabajo, o Trabajo Remoto, y ahora el término más usado es Home Office. 

Esta tendencia surgió con la crisis financiera del 2009 en el que las empresas vieron su viabilidad para reducir costos como movilización de los empleados y arriendo de las oficinas.

Pero el Home Office es más que eso. Es la manera en que los empleados concilian su vida personal y profesional ya que trabajan desde la casa, ven a su familia y según estudios son más productivos y reduce el absentismo laboral. Aunque esta movida tomó fuerza hace unos años con la crisis , se ha manifestado en las últimas tres décadas, en especial en EE.UU. De hecho, en ese país se ha triplicado: Hacia 1980 un 0,75% de los trabajadores laboraban bajo esta modalidad y para el 2010 se incrementó a un 2,5% de empleados, según el estudio Trabajadores en Casa en Estados Unidos, de la Oficina de Censos de ese país.

Trabajar desde casa no es simplemente mudar la computadora. Requiere ciertas habilidades de disciplina y entender las dinámicas de las videoconferencias, trabajar en archivos compartidos y entender la cultura del mail y las redes sociales corporativas para comunicarse entre sí, y no perder la conexión entre los diferentes equipos de trabajo.

Cumplir ocho horas en una oficina ya no es un requisito; de hecho en el Home Office la medición de productividad se basa en metas y logros alcanzados, en vez de horas trabajadas. Según un estudio realizado por Nicholas Bloom, mencionado por la revista Numbers en Ecuador, los empleados que trabajan bajo esta modalidad son más felices y comprometidos con la empresa. De hecho, grandes empresas que han aplicado esta estrategia ahorran hasta USD 1.900 por empleados en espacio, mobiliario y movilización. Además, los empleados tienen una vida más sana, mejor alimentación y mayor equilibro emocional. 

Aunque los beneficios son notorios hay temas que deben considerarse antes de aplicar una política de Home Office en la empresa, explica el consultor de Talento Humano, Daniel Espinosa. Por ejemplo, hay que hacer una inversión en equipos portátiles para que cada quien se lleve. También hay que pagar una parte del Internet y del plan del celular, para que los empleados no usen sus recursos en la gestión de su cargo. Además, debe desarrollarse una suerte de intranet para que usen los colaboradores y así asegurar la información corporativa. Respecto a esto, hay que tener en cuenta la documentación que tiene el empleado y cómo la recuperarás si la relación laboral termina.

Para evitar problemas es clave redactar una política empresarial aterrizada al Home Office, explica Espinosa. Así se resolverán desacuerdos entre el empleador y empleado. La clave es supervisar el desempeño, para lo que se necesitan evaluaciones continuas.

Existen opciones para sacar el máximo potencial de los empleados que trabajan desde casa. En el mercado hay evaluaciones de desempeño online para altos mandos o para cargos operativos, incluso las 360º que miden las competencias de los líderes de una organización y que considera para la calificación a todos los que tienen relación con él como jefes, clientes, colaboradores y pares. De esta manera hay una retroalimentación continua para que cada empleado mejore. También existen las evaluaciones para ascensos que miden si una persona está lista para tomar nuevos retos en su cargo.

Ventajas de Home Office

La expansión de la organización: Con el ahorro que representa el Teletrabajo y una vez que los empleados dominen la técnica de trabajar desde casa, el crecimiento de la empresa es imparable. Se pueden abrir operaciones en otras ciudades, sucursales en mercados pequeños y eso es una ventaja competitiva, según explica la Revista Dinero.

Desarrollar una infraestructura virtual: Las empresas de futuro son virtuales y dominan el Home Office. Una empresa que aprende desde ya la estructura informática en la que el espacio físico no importa, tendrá una cultura organizacional más poderosa que la que depende de un lugar.

Empleados más felices: El hecho de tener una vida familiar y laboral unidas -con profesionalismo- da mayor satisfacción a los empleados. Esto representa menor rotación laboral, lo que reduce significativamente los costos de la empresa; ya que reclutar, entrenar y terminar contratos implica un gasto económico para la organización.

Trabajar con los mejores: Una vez instaurada la política Home Office, la contratación no se limita al espacio geográfico. Se puede contratar a personas de otros países con formación excepcional y experiencia laboral que enriquece a la organización.

Construir Employer Branding: Una empresa que practique bien el Teletrabajo tendrá un reconocimiento en el mercado laboral. Eso le ayudará a posicionarse como buena empleadora; es decir, tendrá Employer Branding. 

evaluaciones de desempeno

 

 

 

 

Tags: innovación

Ivanna Zauzich

Acerca de Ivanna Zauzich

Periodista que ha escrito para El Comercio, Gestión, Soho, entre otras publicaciones. Apasionada por social media y desarrollo de estrategias digitales.