Blog

Teletrabajo: una manera placentera de trabajar

Teletrabajo-1.png

Trabajar ocho horas seguidas sin salir de la oficina ya no es la regla. Organizar tu tiempo, trabajar para diferentes proyectos, viajar con libertad o simplemente tomarte dos horas de almuerzo es ahora una realidad. Con el teletrabajo muchas personas gozan de libertad para escoger sus horarios y poder trabajar a distancia. El teletrabajo se refiere a una manera de trabajo no presencial. Es decir, el empleado cumple con sus responsabilidades desde cualquier parte del mundo, sin horario y a través del uso de las Tecnologías de la Comunicación (TICS). Es una tendencia mundial que ha crecido exponencialmente en los últimos años.

Para poder trabajar en esta modalidad es importante que la persona se sienta familiarizada con la tecnología, en especial de las videoconferencias, archivos en la nube y transferencia de los mismos. Además, la empresa debe facilitar todas las herramientas para que el trabajo pueda ser llevado a cabo con éxito.


Los trabajos más comunes son: Community Manager, diseñador gráfico, redactor, informáticos, programadores web, marketeros digitales, contadores y asesores comerciales.

 

Ventajas del teletrabajo

 

  • Inclusión laboral para aquellos que tienen hijos o están hospitalizados por alguna enfermedad como el cáncer.
  • Beneficios para el medio ambiente: disminución de gases combustibles, ahorro en los espacios en las oficinas y productividad por parte del empleado, ya que puede organizar su tiempo de manera más eficaz.
  • El incremento de la productividad en las organizaciones, mayor inclusión a las personas con alguna discapacidad, generación de una movilidad sostenible, reducción de la contaminación. Además de fomentar la innovación organizacional y mejorar la calidad de vida de trabajadores están entre las mejoras.

 

Riesgos del teletrabajo

 

  • Dado que en todos los países es una práctica poco común los trabajadores pueden sufrir riesgos psicosociales. Esto se debe a que son aislados de la empresa y a que sus compañeros no le ven como parte del equipo.
  • Dificultad para establecer un límite entre las obligaciones laborales y las familiares.
  • Problemas con privacidad, robo de datos e información y ciberseguridad.

 

Normativa en el Ecuador

 

Desde agosto rige una nueva normativa para la aplicación del teletrabajo en el país, en donde se estipula que:  

 

“Las personas teletrabajadores gozarán de los mismos derechos y tendrán las mismas obligaciones que aquellos trabajadores/ras que realizan labores en las instalaciones donde la parte empleadora realiza sus actividades”

 

Todos los empleadores están obligados a afiliar al empleador como lo estipula el Código de Trabajo, además que goza de quince días de vacaciones y  décimo cuarto y quinto sueldo. La afiliación depende netamente del número de horas por la que la persona ha sido contratada, sea tiempo completo o medio tiempo y es equivalente al sueldo con el que se la contrató.

En el Ecuador, según Ministerio del Trabajo, hay 15.200 personas trabajando bajo esta modalidad. Es decir que el 0.2% de la población económicamente activa trabaja desde casa. Se espera que para el 2018 ese número crezca a 76 mil personas que trabajan a distancia y que gozan de todas las ventajas.  

El teletrabajo permite un equilibrio entre la vida personal y laboral. Una práctica en donde todos podemos salir beneficiado. A tal punto que se concluyó que si el “1% de la población Económicamente Activa de Quito trabajará en esta modalidad dos veces por semana, se ahorraría la circulación de 26 mil vehículos, lo cual ahorraría 4.400 toneladas de C02 a la atmósfera”. Una práctica que en país se utiliza  cada vez con más frecuencia y que no es simplemente moda y comodidad sino productividad y transformación.

Tags: productividad