Blog

La lección que deja Yepes para las empresas

family_ok

La noticia de que un alto ejecutivo de uno de los bancos más fuertes de Colombia renunció para pasar más tiempo en familia ha alimentado las diferentes redes de talento humano. Se trata de Carlos Raúl Yepes, un alto ejecutivo que cuestionó su desarrollo profesional a costa de su vida personal.

Yepes renunció para tener una vida más tranquila; dedicarse a su familia y cuidar su salud. Era difícil hacerlo siendo CEO en la industria financiera donde la fluctuación de las tasas de interés, las fusiones, el mercado cambiario y otros factores llevan a sus actores a niveles altísimos de estrés.

En la decisión de irse del banco su hija mayor tuvo una gran influencia, ya que le escribió una carta reclamando más su presencia en la casa.

La renuncia de Yepes

En la nota de El Tiempo, Yepes dice de forma textual: “ me hubiera gustado quedarme más en el banco, pero estos puestos son muy exigentes y yo me desgasté mucho físicamente. Dejé de ir a cine, de frecuentar a los amigos, a la misma familia. Empezaron mis enfermedades y la tercera vez que me ingresaron a la clínica el año pasado, mi hija mayor me escribió una carta (septiembre), en la que me decía: “quiero que me veas graduar, que me veas casar, que cargues a mis hijos, pero como estás actuando y asumiendo tus responsabilidades ahora no lo vas a lograr”. Eso me dolió mucho y me pregunté a qué le estaba entregando las cosas, me privé de la familia, de ver jugar fútbol a mi hijo, de recibir calificaciones en el colegio, porque siempre tenía una responsabilidad. Por eso, después de 22 años en el banco, decidí que era hora del retiro”.

La lección que deja Yepes

El sueldo de este ejecutivo debía ser de varios miles de dólares. Su formación es en derecho con especializaciones en diferentes universidades como el Externado de Colombia University of Delaware, Kellog School of Management y Yale School of Management, en Estados Unidos, según una nota de Portafolio del 2010, cuando fue posesionado como CEO de Bancolombia. ¿Por qué abordar su sueldo? porque seguramente es un profesional que tiene la libertad financiera para retirarse a sus 50 años. 

Al leer sobre la decisión de Yepes es fácil preguntarse si existe un verdadero equilibrio entre la familia y el plano laboral. En especial en cargos gerenciales en los que hay una mayor presión por cumplir objetivos para impulsar una organización. Aunque existe la tecnología con email, llamadas a larga distancia, redes sociales corporativas...aún no es un elemento que aliviane la carga de trabajo, en especial en sectores financieros en los que es clave que el ejecutivo esté con inversionistas y empleados, explica el asesor de RR.HH., Daniel Ramírez.

 En un mundo ideal no se trata de renunciar al desarrollo laboral sino de equilibrar el concepto familia y trabajo, acota Ramírez. Salir más temprano de la oficina, pasar más tiempo en familia, evitar conectarse -a no ser que sea necesario- los fines de semana.

Si se siguen ciertos pasos se puede mantener esa distancia entre trabajo y vida privada. Las empresas deben entender que ahora no se trata de bonificaciones para que las personas pasen más tiempo en la empresa.  Hoy los millennials valoran más su tiempo libre y viven bajo unos parámetros distintos a los de antes.

Esa razón debe ser suficiente para cambiar los paradigmas de talento humano dentro de la empresa. ¿Cómo? con herramientas tecnológicas que eviten el exceso de trabajo, con mejores alicientes que un bono, premiando la capacidad de trabajar de forma remota. En este ebook sobre Tendencias de Talento Humano en el 2016 hay pistas para que las empresas se adapten a esta nueva realidad.

compartir-en-linked-in

 

 

 

Tags: liderazgo

Ivanna Zauzich

Acerca de Ivanna Zauzich

Periodista que ha escrito para El Comercio, Gestión, Soho, entre otras publicaciones. Apasionada por social media y desarrollo de estrategias digitales.