Blog

Equidad de género y recursos humanos


Para pocos es secreto que el entorno laboral del siglo XXI sufre todavía la influencia de prácticas del pasado. La inequidad de género en trabajos es una de esas aristas anacrónicas que afectan a los negocios de hoy. El mundo ha visto este 2016 varios casos de mujeres que han sufrido discriminación en sus trabajos. Una de ellas es la actriz estadounidense Robin Wrigth, protagonista de la popular serie House of Cards, de Netflix. Wrigth hizo público su salario por capítulo frente al de su coprotagonista, Kevin Spacey. La diferencia salarial era considerable así que la actriz que encarna a Clair Underwood presionó a los productores para que esa situación cambiara y lo logró.


Sí, este es un caso muy particular, pero ha abierto esta discusión sobre la equidad de género en el trabajo. Evaluar presenta 4 ventajas de un negocio amigable y equitativo que aporte al mejor desarrollo del ambiente laboral y la eficiencia.

Talento y alto rendimiento

Un lugar de trabajo que privilegia un género por sobre otro pierde la oportunidad de aumentar el talento humano visto desde varios factores. La educación, por ejemplo. Según el Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC) el 62% de las mujeres ecuatorianas acceden a la educación universitaria frente al 55% de los hombres. Esto habla de mayor profesionalización en las mujeres que en los hombres y, aún así, el género es un factor a tener en cuenta para contratar profesionales.

Mayor eficiencia en la empresa

Un estudio realizado por el Gobierno de Australia sugiere que un entorno de equidad en las oficinas aporta con una mejor cultura organizacional y estabilidad en las relaciones humanas. La diversidad de experiencias de mujeres y hombres en la toma de decisiones ayuda a que estas sean abordadas desde más perspectivas y, por eso, sean más informadas. Una sensación de tener a iguales en la toma de decisiones importantes hace que se se enriquezca la discusión y se tome en cuenta mejores alternativas.

Competitividad y una economía saludable

El Foro Económico Mundial ha identificado una seria relación entre la equidad de género en las actividades económicas y la competitividad de una empresa, así como el desarrollo económico de una nación:

“El empoderamiento de mujeres significa un uso más eficiente del talento humano de una nación. Reducir la inequidad potencia la productividad y el crecimiento económico. Con el tiempo, entonces, la competitividad de una nación depende, entre otras cosas, de si esta educó y cómo utiliza su talento humano femenino.”. Sumado a esto, hay que tener en cuenta que, según la Organización Internacional del Trabajo, el 34% de los hogares latinoamericanos son mantenidos por mujeres. La discriminación genera más pobreza.

La inequidad es un desperdicio de recursos

Mientras se considere el género como un factor de contratación en el área de RRHH, empresas y negocios están desperdiciando recursos valiosísimos. El aporte intelectual de mujeres, sumado a las características antes mencionadas representan un factor considerable en capital y talento humano.

Algunas características de un negocio inclusivo

  • Equidad en el salario entre hombres y mujeres
  • Incentivos para la igual participación de hombres y mujeres en el trabajo
  • Acceso a todas las ocupaciones e industrias, sobre todo cargos altos para hombres y mujeres.
  • Eliminación de la discriminación sobre los roles familiares, como la maternidad.



    Solicitar demo de encuestas de clima laboral

Tags: Integridad laboral, clima laboral, talento humano

Pedro Paez

Acerca de Pedro Paez